ACCIONES CINEMÁTICAS

 

Todo lo que queda de los rastros

Acciones Cinemáticas

 

En esta 21ª edición de la MIDBO, la exposición de Documental Expandido abre un espacio a un cine performático, donde el cuerpo de la imagen, el cuerpo de quien es filmado y de quien filma, se encuentran e interpelan al cuerpo del espectador. 

Esta sala se compone de tres obras cuya fuerza emana de la posibilidad de  reconstruir realidades marcadas por lo simbólico, lo histórico y lo onírico, a partir de notas  o fragmentos de archivos. La trilogía hace del archivo descartado, ignorado o casi inexistente, un material de expresión audiovisual que interroga lo real, lo mítico y lo ficcional.

La isla bonita es una oda a la observación, presentada como labor obligada del vigilante, y a la vez como actividad apremiante para el autor. La pieza se despliega a partir de la aparente insignificancia de los cuadernos de vigilancia (las minutas), y la monotonía de estos espacios y habitantes sujetos a observación, revelando poco a poco, bajo un ritmo lento, lo extraordinario de lo cotidiano. El imaginario cinematográfico es el modo de resignificación de estas minutas, que devienen en notas de una realidad casi suspendida en el tiempo.

A través de Alas Plaplaima, el autor busca reencontrarse con su identidad indígena wayuu, reafirmando el derecho ancestral del clan Urariyu sobre su territorio. Por medio de notas cinematográficas, fotográficas y escritas, la memoria se registra de manera fragmentaria, con un lenguaje onírico, que da cuenta de la importancia de los sueños en el pensamiento wayuu. 

¿Has visto? recurre a la voz femenina que reclama ser escuchada, a la poesía, a un archivo de imágenes de mujeres marchando, y de familias en busca de sus desaparecidos. Imágenes filmadas con película caducada, que por su deterioro, reflejan también el panorama político mexicano. Desde el mito de la diosa azteca Coyolxauhqui (asesinada por su hermano Huitzilopochtli), hasta los feminicidios mexicanos contemporáneos, la obra teje y superpone vínculos temporales en las cuatro películas que la componen, permitiendo que el público genere su propia lectura alrededor del continuo maltrato a la mujer.

Notas, cartas, poesías, materiales olvidados y deteriorados se juntan para volverse obra viva y cuerpo cinematográfico expandido. Su tejido complejo, rugoso, sinuoso, hace de cada pieza invitada un poderoso ensamblaje donde se eleva la voz de lo ignorado,  inadmisible o anhelado.



Curaduría 

Germán Ayala

Andrés Jurado

Nazly López Díaz

Carolina Ortiz Ceron

 

La Isla Bonita

Santiago Sepúlveda
Colombia / 2017

Alas Paplaima

Jorge Mario Suárez
Colombia / 2017

¿Has visto?

Colectivo Los Ingrávidos
México / 2019 / Videoinstalación